Seguridad Barcelona

Características de la puerta antiokupa que debes comprar para tu casa

Si creíamos que era suficiente con los métodos de robo que se encuentran en vigor (ganzuado, taladrado o fuerza bruta), ahora los ladrones recurren a tácticas mucho más creativas, en las que los propietarios terminan con las manos atadas una vez que caen por inocentes.

Se trata de la técnica de robo empleada por el “okupa”, y sus muchas variantes, que consiste en la ocupación de un chalet o piso por parte de un okupa, que le hace creer al propietario que es una persona que anda en busca de un espacio para alquilar, o bien el otro tipo de okupa que invade las casas abandonadas.

Es un fenómeno que ha puesto de cabeza a los dueños de casa de los diferentes sectores económicos, ya que prácticamente se les despoja de su propiedad, y sencillamente los “okupa” no se conforman con solamente robar pertenencias sino el inmueble en cuestión.

Reconociendo el “modus operandi” de los okupas

La apariencia de un okupa es indiferente, y es por ello que se hace indispensable aplicar los diferentes filtros y mecanismos de seguridad para evitar que estos individuos entren al inmueble y se apropien de él.

Un okupa puede pasar como una persona que busca el alquiler de un espacio en casa, y es entonces cuando cambia todas las cerraduras para que el dueño no pueda ingresar a su propiedad.

Otra forma en la que actúan los okupas, es el sondeo de las propiedades que se encuentran abandonadas por mucho tiempo, penetrando en las viviendas de la forma que sea para apropiarse de ellas- Así nos los ha confirmado los profesionales de CerrajeroPRO Barcelona.

Podríamos pensar que en España se encuentran vigentes leyes que hacen prevalecer los derechos del propietario, pero no hay nada más alejado de la realidad, ya que los okupas tienen en conocimiento los lapsos y dilaciones y terminan quedándose con el inmueble.

Comprando puertas resistentes a los métodos de los okupas

Este tipo de resoluciones se toma en cuenta cuando tenemos que lidiar con los okupas que acostumbran a invadir los hogares de forma imprevista. Si vemos que el vecino es víctima de un okupa, definitivamente tenemos que poner las barbas en remojo y comprar puertas que impidan la entrada de estos maleantes.

Una puerta capaz de evitar el ingreso de los okupas, es aquella que no tenga peso excesivo, cuyas bisagras no sean fáciles de desencajar. Debe admitir las mejores cerraduras de seguridad, además de soportar métodos agresivos de robo como el taladrado y los apalancamientos.

Una opción son las puertas blindadas en Barcelona, que tengan en su haber una cerradura que impida la entrada de cualquier malhechor. En un piso se pueden incorporar rejas de seguridad con cerraduras Mul-T-Lock, en caso de que ya dispongas de una puerta principal.

Otros elementos a considerar

Si te has planteado la posibilidad de instalar puertas blindadas o acorazadas como puerta principal, no dejes de lado otras alternativas, como los cerrojos, o la incorporación de alarmas que alerten a los vecinos y que terminen por espantar al okupa.

Ahora bien, si eres de las personas que suele arrendar para obtener dinero extra, es momento de que pongas mano dura, solicitando toda clase de soportes a la persona que le vas a alquilar, como cartas de trabajo, referencias personales o bancarias, y documentos fiscales.

error: Content is protected !!